México, país ideal para la trata de personas y pederastas

Versión para impresoraVersión para impresoraVersión en PDF
Miércoles, May 7, 2014 - 18:51

En el CUCSH iniciaron las Jornadas de conferencias que organiza la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados

México desempeña un papel preponderante en el mapa mundial como destino del tráfico de personas, no solo por su cercanía con Estados Unidos, sino porque conecta muchos puntos importantes, como Centroamérica y Colombia, que a su vez conectan con Asia y Europa en un fenómeno creciente en el mundo, señaló la investigadora del Departamento del Desarrollo Social, del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la UdeG, doctora María Antonia Chávez Gutiérrez, en su conferencia “La trata y el tráfico de personas en México”, en el marco de la Jornada de conferencias que organiza la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, presidida por la diputada federal por Jalisco, Verónica Juárez Piña.

En el auditorio Adalbero Navarro Sánchez del CUCSH, lleno de alumnos, Chávez Gutiérrez, quien también preside el Observatorio Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas, señaló que en 2010 el Departamento de Estados Unidos señaló que había 12.4 millones de personas víctimas de esclavitud, pero para 2012 la cifra ya era de 26 millones.

Agregó que en la trata de personas están incluidas once diferentes modalidades, como el secuestro, el tráfico de órganos y tejidos, las desapariciones de personas, la esclavitud, el trabajo forzado, la manipulación emocional, la adicción a las drogas, el aislamiento físico y cultural, la explotación laboral, aunque la más conocida es la trata de personas para explotación sexual, que se verifica por medio del matrimonio y las adopciones legales. “Una de las formas más estúpidas de justificar la trata de personas para el sexo es decir que es el ‘oficio más antiguo del mundo’”, dijo.

Chávez Gutiérrez resaltó que hay una cadena de personas que realizan el reclutamiento de las víctimas. “Los grupos criminales captan a sus víctimas por medio de ‘agencias de colocación’, ‘agencias de viajes’, ‘grupos religiosos’ y ‘agencias de modelaje’, así como casas de masajes. México es el paraíso de los pederastas. En Centroamérica hay un problema grave, porque muchos padres confían en estos líderes religiosos y entregan a sus hijas, que terminan como empleadas domésticas, enganchadas en las nuevas ‘oportunidades’ de trabajo que les prometen”, abundó.

“Cada año 20 mil personas son secuestradas en México, de las cuales 80% son mujeres y la mitad, menores de edad. Se dificulta la persecución de los criminales por la falta de atención del gobierno y porque muchas veces se considera la trata y la explotación de niñas como algo ‘normal’ en algunas familias. El modus operandi, en muchos casos, es que a muchas chicas las enamoran, les prometen casa, ropa y lujos, les hacen tener hijos, y luego las extorsionan con ellos. Y es que también la pobreza afectiva de muchas mujeres las hace caer en esta red de criminales”, subrayó la investigadora.

A T E N T A M E N T E
“Piensa y Trabaja”
Año del Centenario de la Escuela Preparatoria de Jalisco
Guadalajara, Jal., 7 de mayo 2014

Texto: Juan Carrillo Armenta
Fotografía: Denisse Valentín